Étude nº2 . Los Grandes Études de Paganini- Liszt

 Los Grandes Études de Paganini- Liszt

Los Grandes Études de Paganini, S.141, son seis estudios para piano revisados por Franz Liszt en 1851, pues habían sido compuestos en 1838-1839 (S. 140). Están basados en composiciones para violín de Niccolò Paganini.

Uno de los casos más interesantes en la historia de la música fue la influencia directa que tuvo el compositor y violinista Niccolò Paganini -de quien hablamos en el post pasado – sobre el húngaro Franz Liszt. Paganini revolucionó por completo la técnica del violín, explorando nuevas posibilidades que podía ofrecer el instrumento y obteniendo así un prestigio como súper virtuoso.

Paganini era una figura espectacular,  gozaba de una técnica desmedida e hipnotizaba al público de una manera impactante. Viéndole tocar algunos asociaban su técnica a medios supra humanos y estaba poseído por el demonio para lograr tal efecto. Por eso Franz Liszt cuando le conoció en París quedó fascinado con la idea de llevar estas innovaciones al piano.

Después de crear loa estudios transcendentales, Listz llego más allá de lo  que nunca había llegado

Piezas

Grandes Études de Paganini – ‘Dedicados a Madame Clara Schumann:

  • Estudio n.º 1 en Sol menor (sol menor) (Preludio, non troppo lento “Tremolo”) – Basado en los Caprichos de Paganini para violín n.º 5 y n.º 6. El Estudio n.º 1 “Tremolo” comienza con un preludio de rápido arpegios y escalas y continúa con el tema principal. Como el nombre indica, hay trémolos, en los que dos notas van y vienen. La sonoridad y la dinámica son muy importantes en el trémolo. Además, a esto hay que añadirle que mucho de los trémolos deben tocarse con la mano izquierda.
  • Estudio n.º 2 en Mi bemol Mayor (mi mayor) (Andantino capriccioso) – Basado en el n.º 17 de los Caprichos de Paganini para violín. El Estudio n.º 2, “Andantino capriccioso” contiene muchas escalas rápidas y octavas. En este estudio hay que destacar que haya elegancia y una buena calidad en los matices.
  • Estudio n.º 3 en Sol sostenido menor (sol menor) (La Campanella) – Basado en el movimiento final del concierto para violín n.º 2 en Si menor de Paganini.
  • Estudio n.º 4 en Mi mayor (mi mayor) (Vivo “Arpeggio”) – Basado en el Capricho n.º 1 para violín de Paganini. El Estudio n.º 4 sólo está escrito en un pentagrama, no en dos, por lo que omite el pentagrama de la mano izquierda. El tono más bajo es Sol, en imitación de un violín.
  • Estudio n.º 5 en Mi mayor (mi mayor]]) (La Chasse) – Basado en el Capricho n.º 9 para violín de Paganini.
  • Estudio n.º 6 en La menor (la menor) (Tema y Variaciones) – Basado en el último de los 24 Caprichos de Paganini para violín. El Estudio n.º 6 está basado en el Capricho n.º 24 de Paganini. Contiene un tema ligeramente modificado con once variaciones. Técnicamente, exige rápidas octavas y escalas y muchos arpegios.

La interpretación  que hemos elegido es la de este maravilloso pianista Yevgueni Kisin , por su sonoridad y limpieza  técnica.

Evgeny Kissin TA 2011.jpg

Yevgueni Kisin  comenzó a ser conocido en los demás países de Europa a partir de 1987 con su participación en el festival de Berlín. Al año siguiente interpretó el Concierto n.º 1 para piano de Chaikovski, dirigido por Herbert von Karajan. Tras esto realizó giras tanto por Europa como por Estados Unidos (en este último acompañado por la Orquesta Filarmónica de Nueva York, bajo la dirección de Zubin Mehta).

En 1992 fue invitado especial en los premios Grammy. En 1997 fue el primer solista en dar un concierto de piano en la historia de los Proms de Londres.1​ En 2002 se naturalizó ciudadano británico.

Kisin hace giras regulares por Europa, América y Asia, siendo favorito de directores como Claudio Abbado, Vladímir Áshkenazi, Daniel Barenboim, Sir Colin Davis, Valery Gergiev, Carlo Maria Giulini, Mariss Jansons, Herbert von Karajan, James Levine, Lorin Maazel, Riccardo Muti, Seiji Ozawa, Sir Georg Solti, Evgueni Svetlánov y Yuri Temirkánov.

Aquí tenéis la interpretación del segundo de los estudios – Lo hemos elegido entre los otros por la variedad técnica del hace gala la obra: octavas cruzadas cromáticas, el cruzamiento de manos, las notas engalanadas de floreos, nos recuerdan los glissando del violín. Paganini-Liszt Etude No. 2.

Juzgad por vosotros mismos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies