HERBERT VON KARAJAN

Please follow and like us:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://sitmu.com/un-dia-como-hoy-nacio-herbert-von-karajan/
Twitter
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram

Bueno… él (Karajan) era un hombre problemático con la gente que no colaboraba con él, o que no colaboraba bien con él, o… sencillamente… ¡Los que no colaboraron con él porque él no quiso! … Bueno, mire, es fácil hablar mal sobre alguien a quien no se conoce. (Jose Carrareras)

8290927191_272ac23508_b

(Salzburgo, 5 de abril de 1908Anif, cerca de Salzburgo; 16 de julio de1989)

Hablar de Karajan es hablar de una personalidad compleja. Su importancia se vislumbra  en los siguientes datos: Dirigió la Orquesta Filarmónica de Berlíndurante treinta y cinco años. Realizó más de 900 grabaciones y vendió más de 300 millones de discos en todo el mundo

Un personaje con aristas, donde podemos ver  su archiconocida relación con el partido Nazi, hasta sus maravillosas interpretaciones de Malher (compositor de origen judío). Nos difiere un gran abismo. Como todos los grandes hombres está lleno de aristas.

Sobre su pasado Nazi,  En una entrevista para el  “The New York Times”. WORLD James Oestreich, editor de música y danza nos da una visión interesante.

·         NYT. “Uno de los aspectos más discutidos de la vida de Karajan es su ingreso en 1933 en el partido nazi. Algunos de sus biógrafos recientes dicen que la motivación fue más profesional que ideológica. Pero lo cierto es que dirigió para Hitler y otros altos políticos del nacionalsocialismo, que lo admiraban profundamente. ¿Qué importancia tiene esta parte de su historia?

J. O.: Bueno, es un dato muy importante. Y ni mucho menos es el único con este pasado. El director alemán Wilhelm Furtwaengler se encontró con muchas dificultades por esta misma cuestión… y Richard Strauss estuvo a la cabeza de la cámara musical nazi. Es un aspecto desafortunado de la biografía de Karajan, pero en mi opinión no desvirtúa en absoluto la calidad de su música. En esa época sucedieron un sinfín de cosas terribles, y él fue parte de ellas.

Quizás podemos tener una visión más real escuchando a artistas que colaboraron con él, como en todo hay para todos los gustos.

Fuente: El Universo Humano Y Musical De Herbert Von Karajan Pablo Ransanz (Nº 2, Enero, 2007)

“Es difícil hablar de Karajan con nosotros, porque cuando alguien dice que Karajan no era una buena persona, nos levantamos y nos vamos. Y quedó en nuestra vida musical hasta un extremo tan inalcanzable, que no nos gusta siquiera discutir el tema. Nos conocimos en los primeros conciertos que dirigió en 1945 con la Filarmónica de Viena. No sé si estará al tanto del tema, pero él había sido prohibido por su colaboración con el III Reich…” Director de la Sociedad de Amigos de la Música de Viena (“Gesellschaft der Musikfreunde”).  Profesor Harscheck

·         “La historia con Karajan fue bastante desagradable al final… sí… desde luego. Sí, sentía cierta acritud hacia Karajan, si se me permite; pero siempre admitió que la orquesta se benefició mucho de él, y que aprendió mucho de Karajan y se su forma de trabajar. Y en los primeros años, Karajan hizo exactamente lo que era necesario… Usted ya me entiende… (dirigiéndose al entrevistador)” Elizabeth Schwarzkopf

·              “… Tuvimos varias discusiones de ese estilo. Pero él era pequeño como ser humano, siendo como era un gran artista, un gran músico. Tenía memoria de elefante, pero era pequeño como ser humano. Nunca olvidaba un error, nunca lo olvidaba y lo utilizaba. No se preocupaba de ser agradable con la gente si no lo necesitaba. Mientras no necesitara a un cantante, a cualquier cantante, no era capaz ni de saludar, y cosas así…” BIRGIT NILSSON

·         “Bueno… él (Karajan) era un hombre problemático con la gente que no colaboraba con él, o que no colaboraba bien con él, o… sencillamente… ¡Los que no colaboraron con él porque él no quiso! … Bueno, mire, es fácil hablar mal sobre alguien a quien no se conoce. Yo no quiero entrar en discusión sobre Karajan… Mire, yo creo que musicalmente era un genio, era un director increíble, y eso se debía a su enorme sensibilidad y a su increíble magnetismo. Magnetismo no sólo con el público, sino también con los músicos. Y cuando hablo de los músicos me refiero a la orquesta, al coro, y por supuesto a los cantantes. Con él eras capaz de hacer cosas que no hacías con ningún otro. Yo no sólo tuve una increíble colaboración profesional con él, que duro 12 años, sino también tuve una muy buena relación personal que me ayudó mucho. Y… bueno… yo no sé cómo sería con los demás, ni tampoco me importa. Sólo puedo hablar de cómo fue conmigo. Era un hombre muy cálido, muy sensible, y debo decir sinceramente que la colaboración que tuvimos durante todos esos años supone para mí el cénit de mi carrera”.     José Carreras

·         “Muchas veces me han hecho esa pregunta, y no he encontrado respuesta. Sólo soy capaz de responderme a mí misma. Trabajar con este hombre era estar en éxtasis. Un éxtasis que no se podía describir. Permanecía 14 años junto a él, y lo que este hombre hizo por la música, lo que este hombre hizo por mí, cómo nos cuidaba a los cantantes y nos acompañaba cada noche en la Ópera… Era algo único. Y eso sí, la brutal disciplina que se imponía a sí mismo y que imponía a los demás hasta llegar a torturarnos para llegar a la esencia de la música. La verdad es que nos torturaba para sacar de nosotros lo que se exigía él (Karajan ) a sí mismo. Su música creo que era más ligera que el aire. No se puede describir.” Agnes Baltsa

·            “Respetaba ( Karajan ) al equipo de la DECCA y nosotros a él. Tuvimos una relación laboral, pero no una que yo valore en el grado en el que me gustaría. Porque él era, creo, el mejor director de su generación, pero no había manera de acercársele. Yo incluso sí, y Walter Legge también. Pero creo que fueron los únicos …“Christoper Reiburn

·                 “Me decía: “Bien, Señor Leister , venga Usted conmigo: pasaremos a Beethoven, Sinfonías cuarta, sexta y octava (…) ahora toque esto (…) No, así no, hágalo así (…) Él me corregía, me explicaba y luego me decía: Bien… ahora pasaremos con la orquesta. Karajan decía a la orquesta: ¡Por favor, acompáñenle! ¡Caballeros, atentos ahora! Cuando el Señor Leister toque y Ustedes no puedan oírle, es que están tocando demasiado alto. Y nadie protestaba. ¡Yo era muy joven, Dios mío! Hoy por hoy habría muchas protestas, pero él se limitaba a decir: Acompáñenle. Trabajaba muy bien con la gente joven. Para mí todo aquello era bastante nuevo; y esa confianza que tanto la Orquesta como Karajan depositaron en mí, es un gesto que todavía hoy se lo agradezco.”  Sr. Leister (Primer clarinete de la Filarmónica de Berlín).

Quizás en lo tengamos que fijarnos en su legado inmenso y en sus aportaciones a la dirección de orquesta, y a concebir un concierto como un gran espectáculo donde desde la escenografía hasta el más mínimo detalle eran revisados y controlados. Quizás todos recordaran las grandes interpretaciones de las sinfonías de Beethoven. Pero su gran reto fue dirigir las obras de Malher.

Os dejamos una muestra , un ensayo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies