Dejame que te presente SiTMu- N.M.N una nueva forma de ver la música desde  la Neuromúsica, Musicoterapia y la Neuroeducación Musical.  

Y los beneficios que obtendrás mediante su implementación 

 

¿Por qué una nueva visión?


Los últimos estudios en neurociencia avalan esta afirmación:

 “  La música es un potente  generador de hormonas del bienestar y es la herramienta más potente para potenciar todos los nivels cognitivos."

DIferentes estudios avalan este enfonque


“El giro angular (AG) es un centro de varias redes que están involucradas en varias funciones, incluida la atención, el autoprocesamiento, el procesamiento de información semántica, la regulación de las emociones , y Los procesos mentales. Estos resultados llevan a la conclusión de que la conectividad funcional del Giro Angular (AG) está modulada por la interpretación musical imaginada, lo que sugiere que el AG juega un papel en la interpretación musical imaginada” [1]


"Nuestros resultados sugieren que el entrenamiento musical a largo plazo está asociado con cambios sólidos en las redes cerebrales a gran escala" [2]



"Concluimos que la participación musical puede ser un entrenamiento cognitivo útil para promover la mejora cognitiva" [3]


"Tomar lecciones de música aumenta las conexiones de las fibras cerebrales en los niños y puede ser útil para tratar el autismo y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)" [4]


"La revisión destaca que la improvisación es un complejo, acto multidimensional que involucra comportamientos creativos y de desempeño en tiempo real, además de procesos como la codificación sensorial y perceptiva, el control motor, el monitoreo del desempeño y el almacenamiento y recuperación de la memoria"  [5]


"Sostenemos que la reciente 'genetificación' de la memoria musical, junto con la estrecha mirada experta, puede reforzar aún más las viejas dicotomías entre talentosos y no talentosos, capacitados y no capacitados" [6]


"Una actividad que ha demostrado mejorar las funciones ejecutivas es el entrenamiento musical" [7]


“Encontramos que la eficiencia del sistema ejecutivo mejora con los años de entrenamiento musical, incluso cuando se controla por edad. También encontramos que las tres redes de atención de los no músicos eran funcionalmente independientes. Sin embargo, en el caso de los músicos se asoció la eficiencia de los sistemas de alerta y orientación” [8]


"El estudio de la música ha sido valorado en varias áreas, entre las que se encuentran la percepción auditiva, la relación entre música y movimiento, la relación entre música y memoria, estudios con música y lenguaje, además de los de las emociones evocadas por la música. Además, numerosos estudios han apuntado al papel de la música como herramienta de intervención en diferentes trastornos neurológicos como la afasia, el autismo y la dislexia" [9]


"En conclusión, estos resultados   indican que la práctica musical afecta positivamente el desarrollo de la Memoria de Trabajo y respaldan la importancia de la práctica para el desarrollo de la Memoria de Trabajo durante la niñez y la adolescencia" [10]


Numerosos estudios en neuropsicología han destacado que los músicos expertos, que comenzaron a aprender música en la infancia, presentan diferencias estructurales en sus cerebros con respecto a los no músicos.

 Además, se ha demostrado que las señales cerebrales de un violonchelista son más similares a las señales de los violinistas que a las de los pianistas"  [11]


"La música es un tipo de lenguaje encaminado a comunicar, evocar y reforzar diversas emociones. El procesamiento de la música es independiente del correspondiente al sistema del habla personal"  [12]


"Anatomía, funcionalidad y plasticidad cerebral de músicos y no-músicos

El lóbulo temporal, la corteza motora primaria, el cuerpo calloso y el cerebelo. Se presentan los hallazgos más relevantes que hacen pensar que la continua y exhaustiva práctica musical que los músicos profesionales realizan desde la infancia condiciona la morfología y funcionalidad de sus cerebros"  [13]


"De esta manera, la evidencia mostró que las diferencias de procesamiento neurológico guardan cierta relación con el desempeño cognitivo para los distintos elementos de la música"  [14]

¿ Para qué  N.T.T ?

Los programas N.T.T vienen a aportar una visión holística de la música, aunando todos los niveles de consciencia. Para desarrollar todas las áreas de la persona emocionales y neurocognitivos.

 No se trata sólo de aprender música, sino que desplegarás todas tus potencialidades y mejorarás tus déficits.


¿Cómo podemos desarrollar todo lo anterior?

A través de la practica instrumental podemos desarrollar todas las emociones y las capacidades neurocognitivas, además de ser divertido.

A diferencia de otras metodologías N.T.T se adaptando y personalizando los contenidos a cada persona según sus características y potencialidades.

El papel del formador N.T.T es de guiar y dar herramientas para que cada persona descubra sus potencialidades por sí misma y mejore sus déficits.

El proceso comienza con una entrevista personal (con los padres en caso de menores) donde se sientan las bases de los que se quiere lograr.

Seguidamente se consensua un plan de trabajo adaptado y se formulan los objetivos (flexibles) a corto a medio y largo plazo, que sé quieren lograr.

Y nos ponemos en marcha.


Puedes acceder a un regalo, una oferta de descuento   hasta final de año 2021...

 

Ojo, no tardes ya  quedan pocas plazas 

20
Days
:
 
15
Hours
:
 
47
Minutes
:
 
32
Seconds

You missed out!

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

[1] Shoji Tanaka y Eiji Kirino, «Increased Functional Connectivity of the Angular Gyrus During Imagined Music Performance», Frontiers in Human Neuroscience 13 (2019): 92, https://doi.org/10.3389/fnhum.2019.00092

[2] Simon Leipold, Carina Klein, y Lutz Jäncke, «Musical Expertise Shapes Functional and Structural Brain Networks Independent of Absolute Pitch Ability», 16 de octubre de 2020, https://doi.org/10.1101/2020.07.24.216986

[3] Sarah Benz et al., «Music Makes the World Go Round: The Impact of Musical Training on Non-musical Cognitive Functions—A Review», Frontiers in Psychology 6 (2016): 2023, https://doi.org/10.3389/fpsyg.2015.02023

[4] «Musical training creates new brain connections in children», ScienceDaily, accedido 4 de octubre de 2021, https://www.sciencedaily.com/releases/2016/11/161121180403.htm

[5] Michele Biasutti, «Pedagogical applications of cognitive research on musical improvisation», Frontiers in Psychology 6 (2015): 614https://doi.org/10.3389/fpsyg.2015.00614

[6] Albi Odendaal, Sari Levänen, y Heidi Westerlund, «The Mnemonist’s legacy: on memory, forgetting, and ableist discourse in twenty-first-century inclusive music education», Music Education Research 22, n.o 3 (26 de mayo de 2020): 360-70, https://doi.org/10.1080/14613808.2020.1759518

[7] Leonie Kausel et al., «Neural Dynamics of Improved Bimodal Attention and Working Memory in Musically Trained Children», Frontiers in Neuroscience 14 (2020): 1023, https://doi.org/10.3389/fnins.2020.554731

[8] David Medina y Paulo Barraza, «Efficiency of Attentional Networks in Musicians and Non-Musicians», Heliyon 5, n.o 3 (1 de marzo de 2019), https://doi.org/10.1016/j.heliyon.2019.e01315

[9] Viviane Cristina da Rocha y Paulo Sérgio Boggio, «A música por uma óptica neurocientífica», Per Musi, junio de 2013, 132-40, https://doi.org/10.1590/S1517-75992013000100012

[10] Sissela Bergman Nutley, Fahimeh Darki, y Torkel Klingberg, «Music practice is associated with development of working memory during childhood and adolescence», Frontiers in Human Neuroscience 7 (2014): 926, https://doi.org/10.3389/fnhum.2013.00926

[11] Gianpaolo Coro et al., «Distinguishing Violinists and Pianists Based on Their Brain Signals», en Artificial Neural Networks and Machine Learning – ICANN 2019: Theoretical Neural Computation, ed. Igor V. Tetko et al., Lecture Notes in Computer Science (Cham: Springer International Publishing, 2019), 123-37, https://doi.org/10.1007/978-3-030-30487-4_11.

[12] Nilton Custodio y María Cano-Campos, «Efectos de la música sobre las funciones cognitivas», Revista de Neuro-Psiquiatría 80, n.o 1 (enero de 2017): 60-69, https://doi.org/10.20453/rnp.v80i1.3060

[13] José María Ruiz Sánchez de León y Javier González Marqués, «Anatomía, funcionalidad y plasticidad cerebral de músicos y no-músicos», Revista de psicología general y aplicada: Revista de la Federación Española de Asociaciones de Psicología 58, n.o 1 (2005): 35-50, https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1335333

[14] Felipe I. Porflitt Becerra, Ricardo R. Rosas Díaz, y Marion P. Garolera Rosales, «Entrenamiento musical y desempeño en funciones ejecutivas: Diseño, metodología y resultados preliminares de un estudio piloto», Átemus 3, n.o 5 (14 de agosto de 2018): 918,     https://revistateoriadelarte.uchile.cl/index.php/atemus/article/view/50889


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CA EN ES
error: Content is protected !!