¿QUIÉN INVENTÓ EL PIANO?

EL  PIANO Y SU HISTÓRIA

El inventor de piano nació en Florencia  de nombre Bartolomeo Cristofori (Padua, Italia1655-1731). Bartolomeo Cristofori  fue constructor de instrumentos al servicio Fernando de Medicis, había dado a conocer públicamente un invento llamado “clavicembalo col piano e forte”.   También le podemos atribuir el  principio de la sordina, por el desplazamiento del teclado aunque no accionado con un pedal.

La fecha en que fue fabricado el primer piano continúa hoy en día en controversia. C.P.E.Bach lo fecha 1709 en su” Ensayo sobre la forma de tocar los instrumentos de teclado, pag: 38”, aunque según  Stewart Pollens la presentación del nuevo instrumento  proviene del año 1700, de los registros procedentes de un inventario de los  instrumentos guardados por el príncipe Fernando. Pero nosotros escogeremos la de 1709 por la reseña del autor, y la autoridad del mismo, no en vano fue unos de los primeros grandes compositores que compusieron para este instrumento.

Cristofori-1722- Museo Nacional de Música  de Roma

Aunque fue realmente, un constructor alemán, Gottfried Silbermann, quien se convertirá en el verdadero propagador del invento de Cristofori. Hay una anécdota que ha pasado a la historia fue cuando Federico II de Prusia en 1736 mostró a Johann Sebastian Bach  el invento de Silbermann, la reacción del maestro fue bastante virulenta mostrándose partidario de que los destruyera con un hacha , imaginamos como debía de sonar … Pero Silbermann, como buen alemán ignoró tal proposición y siguió trabajando en el instrumento , fue cuando  1747 Bach dio su aprobación al instrumento , e incluso actuó como agente en la venta de los pianos fabricados por Silbermann. Cosas de la vida

Esto fue el pistoletazo a una carrera meteórica a ver quién hacia las mejores mejoras del nuevo instrumento. Compitiendo en adelantos sustanciales del instrumento, ciudades Londres con los pianos Broadwood 1767-1772 (gracias a la ayuda de Johannes Zumpe y Americus Backer discípulos de Silbermann).

Viena con Johann Stein donde cuenta con los elogios del propio Mozart debido a las sonoridades distintas que se puede sacar de sus fabricaciones.

Y París con Sebastian Erad. En 1777  construyó el primer piano para la duquesa de Villeroy, gracias  esta fabricación le valió la protección del mismísimo rey de Francia. Con el estallido de la Revolución Francesa, Erad emigra  a Inglaterra, donde aprende de los pianos Broadwood.  Vuelve a Paris en 1796, y es a partir de esta época  cuando realiza cambios sustanciales en el instrumento; de dos cuerdas por martillo pasa a tres cuerdas, en 1780 provee a sus pianos del pedal de resonancia,  en 1803 presenta a Beethoven un piano (dejándose aconsejar por el maestro). Y es entre 1820 y 1823 pone a punto un sistema de repetición, al que hoy conocemos como doble escape. Su mayor aportación. Consiguiendo el apoyo del pianista más importante del siglo Franz Liszt. En 1850 Pleyel toma el relevo de Erad, y es apoyado por Chopin por la belleza de sus armónicos.

 

 
 Exposición en :http://internationalpianos.com

A toda esta vorágine se suma Estados Unidos  en plena La Revolución Industrial de principios de siglo. Babcock  1843 para Chickering & Mackays, patentó el primer marco de hierro de los pianos de cola.

El pedal tonal o sostenuto,  fue inventado en 1844 por Jean Louis Boisselot.

Julius Blüthner -ese mismo año -patentó el sistema aliquot, que incorporaba a cada grupo de tres cuerdas una cuarta adicional más elevada para incrementar la resonancia de las mismas y que no era percutida por el macillo, sino que vibraba en simpatía.

 

 

 

 

 

Y finalmente la casa 1863  Steinway & Sons diseñó y fabricó el piano vertical moderno con cuerdas cruzadas y una única tabla armónica. Hasta que en  1874 perfeccionaron el pedal sostenuto inventado por Jean Louis Boisselot.  Ya tenemos el primer piano moderno.

 

Piano Steinway D-274 (Hamburgo).

Pero aunque parecía que las innovaciones en el instrumento se habían puesto fin con las aportaciones de Steinway & Sons. No ha sido así el auge tecnológico de Japón y el uso de la tecnología digital llevo a  la casa Yamaha a fabricar un modelo llamado Disklavier (introducido en Estados Unidos en 1987).

El piano  Disklavier es un piano acústico equipado con sensores electrónicos para la grabación y solenoides electromecánicos para la reproducción. Es decir tenemos dos pianos en uno un piano acústico y otro digital.

Los más modernos  se pueden conectar a un ordenador vía MIDI o wifi, a instrumentos MIDI externos, puertos adicionales para audio y SMPTE E / S, y conectividad a Internet.

También se  pueden usar una gran variedad de dispositivos para controlar el instrumento, incluyendo botones en un cuadro de control montado en el piano, controladores de mano de infrarrojos, o controladores de mano wifi.

Actualmente el sistema Silent derivado del Disklavier, ya se usa para cualquier tipo de piano sin duda una gran ayuda para el estudiante. Estudiar a cualquier hora sin que te oigan…

Yamaha Disklavier Pro S6  Grand Piano

FERRUCIO BUSONI

FerruccioBusoni1913

“Poseía la certeza interior de su infalibilidad técnica como pianista” Alfredo Casella

Ferruccio Busoni (Empoli, Italia, 1 de abril de 1866 – Berlín, Alemania, 27 de julio de 1924) fue un compositor, pianista, profesor y director de orquesta italiano. Busoni ha ocupa un lugar importante en la historia de la música.

Bach-Busoni-_Well-Tempered_Clavichord_(1894)_cover

Donde podríamos destacar  las transcripciones al piano de toccatas, corales o fugas de órgano de Bach. Como un pianista de condiciones excepcionales a la altura de Liszt.

 

Como compositor figuran hasta cuatro óperas y numerosas piezas para piano -entre ellas la monumental “Fantasía contrapuntística Alfredo Casella, en su célebre libro «El Piano”, traza una figura de Busoni tan cargada de veneración que llega a parecernos casi sobrehumana. Según Casella,

Un buen ejemplo de son sus particulares fusiones de teoría y práctica lo tenemos en la costumbre de añadir nuevas dificultades a algunas composiciones de Liszt, ya de por sí suficientemente cargadas de diabólicos malabarismos. Las transcripciones de Busoni, que junto con sus ediciones de los estudios de Liszt, o de “El clave bien temperado” de Bach son quizá las referencias más inmediatas a nuestro músico.

En estas transcripciones Busoni pretende llevar al piano los efectos del gran órgano con pedalera, buscando muchas veces en la escritura pianística un registro particular mediante determinadas duplicaciones y aprovechando al máximo las posibilidades del pedal de resonancia. Son obras extremadamente difíciles, y si no que se lo digan al gran A.

Ugorsky que se vio en apuros en un concierto no hace mucho con una de estas transcripciones. Como podéis ver en el video la célebre tocata y fuga en rem de Bach.

CA EN ES